SÍNDROME DE LYNCH

El Síndrome de Lynch es un cáncer hereditario con patrón autosómico dominante que representa entre el 2-4% del total de cáncer colorrectal (CCR).

Este síndrome cursa con una disfunción del complejo de reparación del ADN (MMR) debido a mutaciones en uno de los diferentes genes que lo componen: MLH1, MSH2, MSH6 o PMS2. La alteración en la función del complejo MMR causa la acumulación de anomalías en secuencias microsatélites. Esta condición en las secuencias repetidas a lo largo del genoma y con acumulación de alteraciones genéticas se la conoce como inestabilidad de los microsatélites (IMS)  y es la “huella biológica” de esta patología. 

En el tejido normal, la presencia de IMS es infrecuente debido a que cualquier desperfecto en la alineación de una hebra de ADN es corregido por el MMR, por lo que la presencia de IMS es un indicador de la incidencia de mutaciones en el genoma de células neoplásicas producto de la reparación defectuosa del ADN. 

Un individuo portador de una mutación en uno de estos genes presenta un riesgo acumulado de desarrollar a lo largo de su vida cáncer colorrectal, cáncer de endometrio, cáncer de ovario o cáncer de estómago.

La IMS, además del síndrome de Lynch se encuentra en el 15% de los CCR esporádicos. Sin embargo, en la mayoría de estos casos el silenciamiento de genes del complejo MMR se debe a un fenómeno epigenético y NO a una mutación. 

Una manera de diferenciar un potencial síndrome de Lynch de un CCR esporádico con IMS es evaluando el gen BRAF. El gen BRAF mutado es responsable del silenciamiento por hipermetilación del gen MLH1 ocurriendo solo en el CCR esporádico y no en el Síndrome de Lynch.

 

DIAGNÓSTICO

BIOLOGÍA MOLECULAR:   

  • Inestabilidad de microsatélites con panel quasimonomórfico.
  • Mutación gen BRAF 
  • Panel de NGS de Cáncer hereditario

Muestra: Biopsia embebida en parafina.